Las bondades de la grasa ‘bronceada’

Jano es ese dios de la mitología romana que tenía dos caras mirando en direcciones opuestas. A este dios se le han otorgado muchos atributos relacionados con la dualidad, y si echamos la vista atrás (emulando una de sus caras) a la historia de la exploración científica, deberíamos entronizarlo también como el dios de la investigación (sobre todo nutricional). ¿Qué otro dios podría respaldar que lo que ayer era bueno hoy es malo o que lo que ayer era verdad hoy ya no lo es?

Acordémonos del colesterol, que saltó a la fama con la maldición de ser el responsable máximo de las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, hoy en día hablamos del colesterol ‘bueno’ y del colesterol ‘malo’. Igualmente hablábamos recientemente en esta sección de cómo las grasas alimentarias ya no tenían el estigma generalizado de antaño y que las había malas (trans), menos buenas (saturadas) y buenas (monoinsaturadas y poliinsaturadas).
Grasa bronceada
En los últimos días, Jano ha amparado también otro tipo de grasa, la corporal, esa que en la sociedad actual muchos vamos acumulando de una manera excesiva e indeseada. Una grasa que en el pasado remoto de la especie humana era, por el contrario, necesaria e incluso venerada ya que podía ser la diferencia entre la supervivencia y la muerte en los tiempos de hambruna.

Esa grasa, sabemos ahora, también viene en dos ‘sabores’ o mejor diríamos ‘colores’. La menos buena, o grasa blanca, que sirve de almacén de energía; y la buena que es la grasa marrón (o parda) que consume energía. En nuestra especie, la primera es la más común y la segunda se pensaba que sólo existía en los bebés, pero más recientemente se ha demostrado que también existe en los adultos, sobre todo en la zona profunda del cuello y sus alrededores.
Grasa bronceada
Por lo tanto, en esa lucha enconada contra la obesidad, la parda es nuestra aliada y la blanca, nuestra enemiga. Lo que está claro es que en los humanos las fuerzas enemigas arrasan numéricamente a las aliadas y así lo demuestra el hecho de que cada vez estamos perdiendo más y más terreno a la obesidad. Basados en estos conocimientos, existe un gran interés por ver si podemos hacer cambiar de chaqueta al enemigo y ponerlo de nuestra parte, es decir, por convertir la grasa blanca en parda y que, desde su nuevo bando, contribuya a ‘quemar’ los excesos de la primera.

En los últimos años, se han ido filtrando en la prensa científica informes positivos acerca de defecciones del campo blanco al pardo, pero en los últimos días la evidencia generada por científicos del Instituto de Alimentación, Nutrición y Salud de Zúrich, recogida en la revista ‘Nature Cell Biology’, ha sido más convincente que nunca. Aunque, como ocurre frecuentemente, el trabajo se ha llevado a cabo en ratones y su éxito en humanos se ignora por ahora.
Grasa bronceada
A este respecto, ya se había observado y demostrado que los humanos (como los ratones) somos capaces de adaptarnos al frío produciendo células grasas pardas dentro del tejido adiposo blanco. Pero se pensaba que este proceso era exclusivo de unas pocas células especiales que estaban capacitadas para tal transformación y que desaparecían cuando no eran ya necesarias. Lo que estos investigadores han demostrado por primera vez es que las células grasas blancas pueden convertirse en pardas y viceversa dependiendo de la temperatura del medioambiente. Es decir, las blancas se transforman en pardas a bajas temperaturas y éstas revierten a blancas cuando la temperatura retorna a niveles más altos.

Ante tal descubrimiento, la cura de la obesidad parece obvia: emigrar todos a los polos (ecológicamente no muy recomendable) o transformar nuestros dormitorios en neveras (poco atractivo porque no conseguiríamos el propósito buscado si nos cubrimos con múltiples mantas). Por lo que estas sugerencias tendrían un éxito similar en la lucha contra la obesidad al que han tenido otras soluciones previamente predicadas. Por lo tanto, el reto está en desvelar los mecanismos moleculares responsables de esta ‘inter-conversión’ que nos permitandescubrir recomendaciones y terapias más exitosas y llevaderas a través de la alimentación o incluso de la farmacología.

Quizá esto sea también un acicate inesperado para que nos tomemos más en serio lo del calentamiento global y así matar (con perdón) dos pájaros de un tiro. Imaginemos lo que ocurriría con las ya apocalípticas predicciones de obesidad mundial si les aplicamos la corrección al alza de unos grados más en la temperatura ambiente que, obviamente, entorpecerían cualquier interés de la grasa blanca en transformarse en parda.

En resumen, al igual que no estamos predeterminados genéticamente a ser obesos, nuestras células grasas blancas no parecen estar exclusivamente y únicamente dedicadas a almacenar energía sino que, en su momento y dado el estímulo adecuado, pueden cambiar su papel para convertirse en consumidoras de energía. El reto es conseguir esa transformación de una manera racional y controlada para contribuir a la lucha contra la obesidad con más armamento del que ya tenemos (pero no usamos) que es comer sano y movernos más.

El pie de atleta

El pie de atleta, conocido medicamente como (tinea pedís), es una c nicótica. También se conoce como gusano anillado del pie, aunque no es causado por un gusano

Diagnostico
Es importante descartar otras causas de síntomas similares. Por ejemplo, el calzado caliente y apretado, hacen que los pie suden en clima cálido; la humedad y la fricción causen reblandecimiento y peladura de la piel en los talones, tintura, pegante y otras sustancias dentro de los zapatos pueden causar irritación; igual sucede con el talco y el esmalte de uña. Eccema, psoriasis y escabiosis son otras posibles causas con síntomas similares.

Tratamiento
El pie de atleta se puede tratar utilizando numerosas pomadas, talco o líquidos que se obtienen sin prescripción médica. Estos incluyen un ungüento de ácido undecilenio, tolnaftato y miconazol es eficaz, pero requiere prescripción médica. Las instrucciones son normalmente dos aplicaciones diarias (mañana y noche), hasta una semana después, que todos los síntomas hayan desaparecido. Mientras exista piel desprendida, los pies deben remojarse antes de aplicar el ungüento y retirar con cuidado los restos de piel.
PIe de atleta
Si la causa es el sudor de los pies están contraindicado los ungüento usado para el pie de atleta, en cambio se puede consultar el médico para controlar la sudoración excesiva; existen ungüento y soluciones que pueden ayudar. El cambio de calzado puede eliminar el problema si los pies son sensibles a químicos dentro de este.

Los casos acentuados de pie de atleta suelen requerir tratamiento médico, para aliviar los síntomas, te recomiendo remojar los pies tres veces al día en una solución de sulfato de aluminio y acetato de calcio (llamado frecuentemente solución de Burow) agregándole una solución antiséptica si se presenta infecciones secundaria.
Pie de atleta
Prevención
El pie de atleta puede repetir a pesar de cualquier tratamiento, específicamente durante los meses de verano, los microorganismo que causan el pie de atleta prosperan en un ambiente cálido y húmedo. Sin embargo, existen varias medidas de prevención: mantener los pies limpios, secarlos muy bien entre los dedos después del baño y cambiar frecuentemente las medias. Usar talco para mantener los pies secos. Separar los dedos de los pies con pequeños tacos de algodón durante la noche. Utilizar sandalia y chancleta en hoteles y dichas comunales.
Pie de atleta

La infertilidad

La infertilidad se define como una falla de la pareja de concebir después de un año de relaciones sexuales regulares sin utilizar método de planificación. En el problema de la infertilidad, el 40% de los casos radica en el hombre y el 60% en la mujer o en ambos compañeros.

Infertilidad no es esterilidad. El termino infertilidad implica que la afección se puede tratar y remediar –puede ser un problema temporal. El termino esterilidad se aplica a una incapacidad permanente e irreversible de temer hijos.
infertilidad
Investigaciones recientes han mostrado que la fertilidad de las mujeres disminuye significativamente entre los 31 y 35 años de edad y continua descendiendo hasta la menopausia cuando cesa. La fertilidad del hombre también disminuye después de los 40 años de edad, aun que el hombre se puede mantener fértil hasta una edad avanzada.

Diagnostico
El diagnóstico de la causa de la infertilidad por lo general empieza con exámenes físico e historia médica y sexual completa de cada compañero

Una muestra fresca de semen se examina bajo el microscopio para determinar la cantidad y la calidad de los espermatozoides. Esto provee un recuento de espermatozoide e indica si ellos son adecuadamente móviles y si las cabezas son ovaladas, características necesarias para la concepción.

Para determinar si se está llevando a cabo la ovulación en la mujer, se toma la temperatura basal (temperatura del cuerpo al despertarse) cada mañana durante varios meses. Si la temperatura incrementa entre 0.35 y 0.6ºC durante unos pocos días en la mitad del ciclo menstrual probablemente se está produciendo la ovulación. Una biopsia endometrial, en la cual se obtiene una muestra del recubrimiento del útero para examinarse, puede también indicar si está ocurriendo la ovulación y si la secreción hormonales normal.
Infertilidad

La obstrucción de una trompa de Falopio se puede diagnosticar inyectando un medio de contraste en el tracto reproductor y luego tomando una radiografía. Otra prueba consiste en inyectar dióxido de carbono gaseoso en las trompas de Falopio y esperar a que la paciente sienta dolor en la parte superior del organismo, indicando que el gas ha pasado a través de las trompas y no hay obstrucción.

La debilidad en el cérvix puede diagnosticarse mediante un examen físico y radiológico. Un cérvix hostil se puede identificar con un examen microscópico del moco del cérvix poco después de una relación sexual, para determinar la tasa de supervivencia de los espermatozoides. La endometriosis se diagnostica insertando un laparoscópico (instrumentos luminosos pequeño) en el abdomen, a través del cual el medico puede ver el útero. Las trompas de Falopio, los ovarios y cualquier tejido endometrial desplazado que puede estar causando la infertilidad.
Los desequilibrios hormonales tanto en el hombre como en la mujer se pueden diagnosticar mediante pruebas sanguíneas.
Infertilidad
Tratamiento
El tratamiento para un recuento bajo de espermatozoide causado por deficiencia de testosterona comúnmente incluye terapias hormonales para incrementar los niveles de testosterona. Si el bajo recuento de espermatozoide es bajo debido a una causa desconocida, con frecuencia hay poco que hacer.

Si la infertilidad masculina es causada por venas varices puede requerirse cirugía. Si existen obstrucciones en algún lugar de los conductos que conducen al pene, la microcirugía para eliminar el bloqueo puede corregir el problema.

La falta de ovulación con frecuencia se trata mediante un medicamento fertilizante llamado clomifeno, el cual estimula la producción de la hormona que regula la ovulación. Cerca del 60% de las pacientes que reciben este fármaco quedan embarazadas y la probabilidad de Nacimiento múltiple es muy baja. Un medicamento más fuerte, que es una combinación de ciertas hormonas de las glándulas pituitaria también se puede prescribir, pero implican un mayor riesgo de nacimientos múltiples.

Las trompas de Falopio obstruidas pueden requerir microcirugía para eliminar el bloqueo o un procedimiento nuevo en el cual se remueve un huevo y se coloca más allá del punto de obstrucción, en donde puede ser fertilizado normalmente. Un cérvix hostil puede ser tratado con la hormona femenina estrógeno, la cual estimula el aumento en la producción de moco que es necesario para transportar los espermatozoides. Algunas veces los espermatozoides pueden colocarse directamente dentro del útero sobre pasando por completo e cérvix. La endometriosis puede tratarse con la remoción quirúrgica del tejido desplazado y del tejido cicatrizal que se ha formado alrededor de este. Los desequilibrios hormonales se pueden corregir con terapias hormonales.

La fertilización en probeta o invitro, es una técnica en la cual se remueve un hubo del ovario de la mujer y se coloca en un tubo de ensayo o en un recipiente especial estéril que contiene espermatozoide del esposo. Una vez fertilizado el huevo se implanta dentro del útero de la mujer en donde puede continuar su crecimiento. Esta técnica se usa principalmente en mujeres cuya trompa de Falopio bloqueadas no se pueden abrir quirúrgicamente. Aunque recientes avances en el tratamiento de la infertilidad han arrojado más éxito. Cerca del 15% de los problemas de la infertilidad femenina y el 10% de los problemas masculino permanecen sin diagnosticar y por consiguiente sin tratar.

El acne

El acné es una afección de la piel que varía en apariencia desde pequeñas protuberancias levantadas hasta pústulas (quiste grande y grasoso), es tan común que más del 80% de la población tendrá alguna forma de acné en algunas épocas de su vida.

Acne
Acne

Causas
Aunque existen varias teorías acerca de lo que causa el acné, los especialistas generalmente lo consideran como un producto de cambios hormonales en el organismo durante la pubertad- el periodo de la vida cuando los niños y las niñas presentan características sexuales secundarias (como el vello facial y corporal, voz grave y aumento de la masa muscular en los varones y desarrollo de los senos y la menstruación en las niñas). En este periodo, la producción de hormonas (particularmente las hormonas testosteronas en los hombres) se aumenta y estimula la elaboración de sebo por las glándulas sebáceas (una secreción grasosa). La mayoría de exceso de grasa producido por estas glándulas sale de la piel a través de los folículos pilosos (estructuras tubulares de los cuales se origina el pelo), algunas veces las grasas obstruyen estos conductos y forman comedones (folículos pilosos bloqueados). Los comedones son los que causan las protuberancias iniciales en el acné. Si los comedones están abiertos a la superficie de la piel, se llama punto negro; contiene sebo de las glándulas sebáceas, batería y cualquier tejido de la piel que se acumule cerca de la superficie. Los comedores que están cerrados en la superficie son llamados puntos blancos. Los folículos obstruidos pueden romperse internamente, descargando su contenido en los tejidos que lo rodean. Este proceso inicia una respuesta inflamatoria, la cual proporciona las condiciones necesarias para el desarrollo del acné. Es incierto del papel de las bacterias en el acné; pueden actuar causando reacciones química en el líquido sebáceo, lo cual conduce a liberar compuestos muy irritante llamado acido grasoso, esto a su vez causa inflamación que aumenta la sensibilidad a la infección.
Acne
Acne

Los especialistas discrepan acerca del papel de las dietas como causa del acné. Una dieta sola no cura el acné ni tampoco este se origina por una reacción alérgica a un alimento específico. Sin embargo, algunos casos de acné parecen mejorar después de eliminar algunos alimentos, en particular chocolate y grasas. Adicionalmente, el estrés emocional parece incrementar la intensidad del acné en ciertos casos.

Síntomas
El acné causa inflamaciones protuberantes más frecuentemente en la cara, cuello, espalda, pecho y hombros. En casos acentuados pueden ser vesículas llena de pus que se rompe y secretan líquido. Irritación, dolor y prurito pueden acompañar las protuberancias. Estos síntomas pueden ser acné, o indicar otras reacciones de la piel a sustancia como cosmético, medicamentos o producto de limpieza.

Acne
Acne

Puesto que la pubertad desempeña un papel importante en el in inicio del acné, la condición normalmente aparece entre los 13 y los 18 años de edad. Sin embargo, puede extenderse hasta los 25 años o más, especialmente en Mujeres. Aunque el acné no es una amenaza para la vida puede ser problemático. Si los comedones no se tratan en forma adecuada dejan cicatrices permanentes que causan vergüenza y estrés emocional

Tratamiento
El acné no tiene prevención o curación, pero existen muchos tratamiento. El remedio casero más simple es lavar completamente las áreas afectadas, mínimos dos veces al día, con agua tibia y un jabón suave. Un lavado suave no seca ni irrita la piel sensible. La aplicación de champú tambien ayuda especialmente si el cabello es gracioso. El uso de maquillaje debe ser limitado. Adicionalmente la piel puede cicatrizarse con la exposición al sol. Sin embargo, las lámparas solares y ultravioleta deben utilizarse con mucho cuidado y solo bajo supervisión médica.

Una forma de tratamiento que no se recomienda es pellizcar o apretar los granos, puesto que causa mayor inflamación y cicatrices. Tambien se incrementa el riesgo de infección. Puede ser de utilidad alguno de los múltiples medicamentos contra el acné, particularmente lociones o cremas que contienen peróxido de benzoilo. Sin embargo, la mayoría de estas preparaciones tienden a resecar la piel si las instrucciones del fabricante no se siguen cuidadosamente.

Para el acné persistente, el medico puede prescribir una preparación antibiótica que se aplica en la superficie de la piel, o un antibiótico oral, como tetraciclina o eritromicina. Estos antibióticos actúan como supresores del crecimiento bacteriano que puede ser un factor importante para que el acné empeore.

La tretinoina (ácido de vitamina A) se utiliza para reducir el acné. Puede tomarse de forma independiente o en combinación con un antibiótico, y debe usarse bajo supervisión médica. Un medicamento más nuevo, la isotretinoina, se relaciona con la tretinoina para tratar caso de acné severa quística. Usualmente no se prescribe al menos que otros tratamientos contra el acné hayan fallado. Estos fármacos trabajan suprimiendo temporalmente la producción de secreciones de las glándulas sebáceas.

Calvicie

La calvicie (o alopecia, como se conoce medicamento) es la pérdida total o parcial del cabello. Puede ser hereditaria o causada por el envejecimiento, fiebre, fármaco radiaciones o enfermedades.

Patrón masculino de Calvicie
El patrón masculino de calvicie es la forma más común. Parece haber una tendencia hereditaria, y el andrógeno (una hormona masculina) contribuye a ello. Sin embargo, el mecanismo exacto por el cual ocurre no se conoce. La pedida del cabello es gradual ocurre en la frente o en los lado de la frente (algunas veces dejando un copete en el centro llamado “pico de viuda”), y en la parte superior de la cabeza. Puede comenzar a los 15 y 16 años, en cuyo caso es señal de una considerable calvicie después 8 sin embargo el patrón masculino de calvicie usualmente no avanza a una velocidad estable o predecible).

Calvicie
Calvicie

Patrón femenino de Calvicie
El patrón femenino de calvicie es bastante común en las mujeres menopaúsicas y normalmente solo involucra solo el área de la corona de la cabeza. Así como el patrón masculino de calvicie, debido a causas hormonales.

Calvicie temporal
La calvicie temporal ocurre algunas veces hasta tres o cuatro meses de una enfermedad grabe, especialmente con fiebre, como la escarlatina. Puede resultar por la disminución de la actividad de las glándulas tiroides, en las primeras etapas de la sífilis, en el embarazo, con el uso de anticonceptivos orales y medicamentos, dietas intensas o mal nutrición, o una dieta con excesiva vitamina “A”. Cuando se elimina la causa, el pelo que se había perdido, normalmente vuelve a salir.

Calvicie
Calvicie

Calvicies en manchas
La calvicie en mancha o alopecia areata, puede afectar área de la cabeza y la barba. La causa es desconocida. Con frecuencia desaparece después de unos pocos meses si hay solo algunas pocas manchas y si ocurre por primera vez en la edad adulta; sin embargo, puede recurrir. El pronóstico es menos favorable si empieza en la niñez o si la pérdida del cabello es abundante. Ocasionalmente se pierde todo el perlo del cuerpo. Si no existe una causa aparente, como fiebre o enfermedad grave, tal vez el pelo no volverá a aparecer.
Calvicie
Calvicie

Calvicie permanente
La calvicie permanente ocurre cuando el cuero cabelludo se cicatriza como consecuencia de quemaduras, otras lecciones o enfermedades. Algunas afecciones que pueden causar calvicie cicatrizal incluyen infecciones graves por bacteria y hongos, tuberculosis, ulcera, lupus eritematosos y ciertos tumores de crecimiento lento.

Tratamiento
No existe un tratamiento médico totalmente satisfactorio y eficaz para curar o prevenir la calvicie. Sin embargo, los trasplantes de cabello pueden ser efectivos. Se toman porciones del cuero cabelludo que contengan folículos pilosos activos, de la parte posterior de la cabeza, la cual no es afectada por el patrón masculino de calvicie. Los folículos trasplantados continúan produciendo cabello como antes.

Una forma tópica de una anti-hipertensivo que contiene minoxidil se utiliza en el tratamiento de la calvicie. Esta preparación ha demostrado que estimula el crecimiento del cabello; sin embargo, debe aplicarse continuamente.